Candy bar para Primera Comunión de niño


 Primera Comunión de Alberto y César




¿Cómo podemos preparar nuestro propio candy bar para la Primera Comunión de nuestro hijo? 
Aquí os damos algunas ideas...



   
   En este caso hemos elegido un estilo rústico y para conseguirlo hemos utilizado materiales de lo más sencillos, a los que hemos aportado algo de personalidad.

    Los recipientes que se ven en la imagen son maceteros galvanizados de Ikea,  que hemos adornado con cinta de arpillera y lazos azules. Es una solución sencilla, decorativa y muy económica.

  Las macetas las hemos dispuesto en dos alturas aprovechando una estantería que también compramos en la sección outlet de Ikea. Era de madera oscura y, lo único que hemos tenido que hacer, es pintarla de blanco y decaparla y, de esta manera, ha quedado integrada en el conjunto del candy bar.

    En la siguiente foto puedes ver que en uno de los maceteros, el de la casita, hemos colocado bolsas con autocierre para que los niños puedan llenarlas con las chuches.




   Para cerrar los laterales de la mesa hemos dispuesto en posición vertical dos cajas de fruta, también pintadas de blanco. Dentro de dichas cajas colocamos los botes de palomitas       ( que puedes adquirir en cualquier bazar).












   Una gran acuarela, realizada sobre una plancha de cartón piedra, presidía el candy bar de la Comunión de Alberto y César (amigos inseparables desde los 3 años).




    Los banderines de tela los puedes hacer con retales que tengas guardados, pero si la costura no es lo tuyo, no te preocupes... por internet puedes comprar guirnaldas y banderines muy económicos!




   En cajas de madera de tamaño más reducido hemos colocado el resto de las chuches. 
   En origen eran de madera sin tratar. Las pintamos con pintura a la tiza, después unos estarcidos y un poco de cuerda completaron la decoración.




Y aquí tenemos a mi hijo Alberto, uno de los dos comulgantes, posando delante de su candy bar (y a su prima Cris tras el cristal...).




Los niños ya ha terminado la comida... ¡y ahora toca disfrutar del postre!













En la tienda Tiger encontramos estos vasos tan bonitos, ideales para llenarlos con las palomitas.




Como veis la mesa está apoyada sobre una ventana.
 Para evitar que la luz quitara protagonismo al candy bar, colocamos, ademas de la acuarela, dos paneles de madera blanca que ayudaban al realzar el conjunto.





Ahora nuestros trucos y consejos que esperemos os puedan servir de ayuda:

1. Intenta conseguir volumen sobre la mesa, con recipientes de diferentes tamaños, cajas a diferentes alturas, estanterías...

2. Decora el fondo de la mesa, con banderines, guirnaldas, dibujos, cajas, etc. De este modo darás un mayor protagonismo a la mesa dulce.

3. Ensaya antes en tu casa la distribución de los recipientes y así evitarás sorpresas de última hora. Además, si los preparas en casa podrás evitar el momento fatal de llegar al restaurante y comprobar que has comprado demasiadas chuches o que, por el contrario, los botes quedan medio vacíos. 
Para que se conserven perfectamente solo las tienes que envolver en celofán o film de cocina y retirarlo en el último momento.


   Esperamos que os haya gustado el candy bar que preparamos para la Primera Comunión de Alberto y César, hecho por nosotras con cariño y poniéndole imaginación y creatividad... ¡Y lowcost!

    Con esta entrada nos vamos a unir, una vez más, al Finde Frugal 175 de Marcela Cavaglieri, una auténtica maestra del diy, la decoración y todo lo relacionado con la creatividad.




Gracias por vuestras visitas y comentarios.



Recordatorios de Primera Comunión


Primera Comunión de Alberto





   Este mes hemos estado de celebración y, en esta ocasión, era un momento especialmente emocionante porque celebrábamos la Primera Comunión de Alberto, mi hijo mayor.

   Susana y yo nos pusimos manos a la obra para realizar los recordatorios y todos los detalles entrañables que iban a contribuir a hacer todavía más especial un día como este.

    A partir de estas acuarelas hechas por Susana, yo me encargué de diseñar los marcapáginas y la portada de unas libretas, que daríamos a los invitados como recordatorio de la Primera Comunión.






Acuarela personalizada

    La primera acuarela, en la que aparece Alberto con sus hermanos, la utilizamos para el diseño de los marcapáginas y para la portada de las libretas.


Marcapaginas-Recordatorio Primera Comunión
5 x 15 cm

    Si tenéis que diseñar una portada de libreta, tenéis que tener en cuenta dejar un espacio en el lado donde va a ir colocada la espiral de la libreta, para que de este modo dicha espiral no tape parte de vuestro diseño.





A partir del mismo dibujo diseñamos dos portadas con  un fondo diferente.


Portada de libreta para detalle de Primera Comunión


    Los marcapáginas, una vez impresos los plastificamos para hacerlos más resistentes y duraderos. 



   Preparamos unas bolsas de celofán en las que colocamos una libreta y un marcapáginas para cada invitado de la Comunión.





Libretas 10 x 15 cm






    Con la segunda acuarela personalizada diseñamos las minutas que estarían colocadas en las mesas del restaurante.










Aquí podemos ver todas las minutas colocadas en las mesas.





   Bueno... hasta aquí, os hemos contado todo lo relacionado con la parte de la papelería personalizada de la Primera Comunión y, en seguida, pasamos a enseñaros el candy bar que preparamos para los niños y los no tan niños...



¡Nos vemos pronto!


Gracias por vuestras visitas y comentarios que nos animan a seguir con este proyecto.








LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...