Transfer con gel medium sobre madera


¿QUÉ ENTENDEMOS POR TRANSFER?




    Es la reproducción de imágenes por técnica de transferencia empleando geles específicos (medium) para ello. Al menos, es el tipo de transfer del que vamos a hablar a continuación porque existen otras técnicas como puede ser el transfer con cola blanca, barniz, cola de decoupage, calor, etc.

- Trataremos imágenes previamente impresas en papel no satinado. No emplees impresiones protegidas con barniz como es el caso de una tarjeta postal.

-  Podemos emplear fotocopias en blanco y negro o en color e imágenes impresas. Es recomendable, para asegurarnos un acabado de calidad, que las imágenes hayan sido impresas con impresora láser. Podríamos utilizar impresiones hechas por nosotros en casa, pero podemos encontrarnos con la "desagradable" sorpresa de que después de realizar todo el trabajo, parte de la imagen la hayamos perdido o se hayan "corrido" las tintas.

- Es importante recordar realizar nuestra impresión invertida (en espejo), si queremos que el resultado de la transferencia sea igual al de la imagen original.

- En cuanto al soporte de transferencia nos gustaría destacar, que cuanto más lisa esté la superficie sobre la que vamos a transferir, la nitidez de la imagen trasferida será de mayor calidad. La madera que nos va a servir de soporte puede ser natural o la podemos preparar con pintura.



PASOS A SEGUIR:

1. Preparamos el soporte. En este caso hemos aplicado una capa de pintura acrílica blanca.


2. Aplicamos una capa de gel medium sobre la imagen que hemos impreso o fotocopiado y sobre la superficie sobre la que vamos a transferir dicha imagen, de modo que las dos caras que van a entrar en contacto estén impregnadas con el gel. Hay que tener cuidado a la hora de aplicarlo porque si alguna zona de la imagen a transferir carece de medium generará una laguna en el resultado final.

Aplicando gel medium para transfer

Aplicamos el medium con pincel. En la imagen podemos observar como en algunas zonas hay un exceso de gel. Hay que tener cuidado y aplicarlo de forma uniforme. Si lo dejáramos así nos quedarían unas marcas blanquecinas donde se encontraba el exceso de producto.

3. Pegamos la imagen sobre el soporte de forma que entran el contacto las dos capas de gel.


    Cuando hayas empezado a pegar la imagen no la levantes porque arrancarías parte del dibujo. El producto empieza a actuar rápidamente en cuando entran en contacto las dos capas de gel. Si ves que en los extremos falta producto puedes aplicarlo con cuidado con un pincel. Para estirar bien el papel y que no quede ninguna burbuja te puedes ayudar de una bolsa de plástico o un trapo seco, realizando movimientos desde el centro hacia el exterior. Si lo haces directamente con los dedos es muy posible que, sin darte cuenta, al estar la superficie húmeda,  empieces a levantar la celulosa antes de tiempo.

4. Dejamos secar bien el producto, al menos durante 24 horas.

5. Retirada de celulosa. Para ello humedecemos con agua el papel con una esponja, pincel, vaporizador o simplemente con los dedos y con los mismos dedos vamos retirando la celulosa.




   Tenemos que tener paciencia a la hora de retirar la celulosa. Es un proceso sencillo, pero si somos demasiado enérgicos podemos arrancar parte de la imagen. 
   Siempre que veamos que sobre la superficie queda alguna zona blanquecina significa que aún quedan restos de celulosa que debemos eliminar.






6. Acabado final: protegemos nuestro trabajo con varias capas de barniz o cera.



2 comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...